user/ Septiembre 14, 2012/ Articulos/ 0 comments

Siempre ha sido una pistola clásica, de CO2, y en calibre 5,5mm, una pistola sencilla, de un solo tiro, con la acción por cerrojo, muy fácil de manejar y de encarar, lo simple cuando funciona, es lo mejor.

Bien, a esta, simplemente le he cambiado las cachas de plástico de serie, por unas cachas de madera de primera calidad, que me facilitó, nuestro compañero Javier de la Fuente, “Meou”que hacen del agarre en mano, una delicia a la hora de disparar.

 

También le he añadido un moderador sónico, que me facilitó nuestro compañero, Jacinto, es de tubo de aluminio y ésta construido en dos partes unidas por prisioneros de M4, y con un tubo de latón perforado a todo lo largo, en su interior, que encaja a la perfección dentro de los dos tubos de aluminio, lleva pues, tres compartimentos, dos de ellos rellenos de espuma amarilla de rodillo de pintura pequeño.

He retocado levemente, el muelle del grupo disparador, cortándole una espira e insertándole, un trozo de tubo muy pequeño de plástico, para su perfecto apoyo a 90º, que lo hace trabajar relativamente suave, haciendo bastante predecible el momento del disparo.

La precisión para un arma de estas características es simplemente envidiable, permite hacer buenas agrupaciones a 25 metros, tirando simplemente con miras abiertas, imagino que seguramente, puede mejorar, instalandole un Red Hot de Hawke, de la armería SP, de nuestro compañero, Vicente Ruiz (Matutan) o tambien un Punto Laser de la marca Gamo.

En unas simples pruebas en un descampado de algún lugar solitario y triste de cualquier polígono industrial de España, pude acertar a más de 25 metros de distancia un bote de olivas de los pequeños, perforándolo limpiamente, después de saltar más de medio metro de altura, al recibir el impacto, esto con miras abiertas.

Ahora, he conseguido cambiar el breech original de plástico, por uno de acero de superior calidad, que permite insertar, accesorios, visores y demás juguetes para el divertido y sano deporte del tiro libre al aire libre.

Con el Punto Laser de Gamo, la facilidad de tiro, es envidiable, pudiendo controlar por el movimiento del punto rojo, la ejecución y estabilidad, en el momento del tiro, además le he instalado un brico hecho con monturas chinas y un nivel de burbuja, para tenerlo todo bajo control, lo que convierte a esta pistolita, en un juguete de entrenamiento muy pero que muy eficaz.

Es un arma muy recomendable, para tener y disfrutar en cualquier colección que se precie de un buen aficionado al tiro con aire comprimido y relativamente barata, si no se tiene en cuenta, la cantidad de accesorios y piezas que se cambian, partiendo del diseño original.

Saludos a todos

Vicente Ricarte

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*