user/ Mayo 10, 2006/ Articulos/ 0 comments

El amigo Alex de la A.C.F.T. nos explica como calibrar el visor para obtener una correcta apreciaciación de la distancia al blanco.

Todos conocemos la importancia del cálculo de la parábola de caída del balín respecto a la distancia del blanco, y ello no es demasiado difícilcuando conocemos de manera fehaciente esa distancia. Sin embargo, puede ser posible que en algún momento del tiro no conozcamos la distancia,ni siquiera aproximada, del blanco. (un caso claro es el F.T.). Por lo que tenemos que confiar en el objetivo ajustable para tener una idea de ladistancia. Que en realidad el marcaje de la ruleta del visor no coincida con la realidad carece de importancia, si conocemos nuestro arma y sucomportamiento junto con el visor sabremos corregir la altura según lo que nos marque la ruleta, aunque si tiráramos una cinta métrica veríamos quemiente ostensiblemente.
Pero a mí me gusta que los indicadores, sean del tipo que sean, marquen la realidad, por lo que e procedido al recalibrado de los marcajes del visor.
Ello tiene algunas ventajas, si disponemos de varios visores correctamente calibrados no notaremos diferencia de comportamiento al
intercambiarlos sobre el mismo arma, y podremos llevar uno de repuesto y montarlo sin variaciones respecto al montado anteriormente, cosa muy
útil si en medio de una tirada se nos "fastidia" el que usamos.

El proceso es sencillo, el visor, montado en el arma o no, cinta métrica y un blanco que necesite mucha nitidez para ser "visto" perfectamente.
Por supuesto también un rotulador indeleble, el dorado de las tarjetas de aniversario es ideal.
Colocamos el blanco cada cinco metros y marcamos sobre la ruleta en el lugar en que este se ve mejor, y ya lo tenemos corregido, seguro que no coincide con el marcage original.

¿Que mejor que una carta de ajuste?

Y ya está, perdon por el tocho.

Saludos

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*